CONSERVADORA

La odontología conservadora y restauradora nos permite prevenir, detener y curar la caries dental en todas sus fases, desde la menor a la mayor destrucción de tejido dentario.

El tratamiento de caries dental se basa en la eliminación del tejido infectado y la posterior reconstrucción del tejido perdido por materiales biocompatibles.

Se obtiene un resultado óptimo mediante la realización de todos los procedimientos adecuados con materiales de primera calidad y una excelente rehabilitación de la anatomía de cada una de las piezas dentarias.